Cuando hablamos de dolor, podemos distinguir dos tipos de dolor o de sufrimiento, por una parte, tenemos un dolor primario, que puede derivarse de alguna enfermedad, lesión, daño al cuerpo o al sistema nervioso, que podemos entender como una información directa que envía el cuerpo al cerebro. Por otra parte contamos también con un dolor secundario, que es posterior, pero que puede ser más intenso y angustiante y que puede ser entendido como una respuesta de la mente al dolor primario.

 

La mente tiene un control extraordinario sobre las experiencias dolorosas que experimentamos conscientemente, es como si tuviese un botón de control que regula tanto la intensidad como la duración de las sensaciones dolorosas. La intención de la mente es hacer un zoom sobre la zona dolorida para poder observarla y buscar una solución. Esta vía puede conectar con recuerdos y pensamientos ligados al sufrimiento que no ayudan a aliviar el dolor, sino que lo incrementan, activando respuestas de miedo y estrés que pueden agravar la enfermedad o lesión. Estas espirales negativas pueden dejar huellas en nuestro cerebro que nos predispongan al sufrimiento.

 

El dolor secundario es real y es posible gestionarlo. Con un entrenamiento en mindfulness y compasión aprendemos a relacionarnos con nuestro dolor primario de una manera diferente, sin rechazarlo o evitarlo, ni ser absorbidos por él. De esta manera podemos “bajar el volumen de nuestro dolor”, generando nuevos hábitos de relación con nuestro sufrimiento. Las investigaciones demuestran que el mindfulness puede llegar a ser tan eficaz como los calmantes para mejorar los sistemas de curación natural del cuerpo, es posible reducir la ansiedad, depresión, estrés, irritabilidad, agotamiento e insomnio derivados del dolor y la enfermedad crónicos.

Marcial Arredondo Rosas

Psicólogo (Orientación Mindfulness) Col. 19289 COPC

DEA en Psicología UAB / Investigador en Mindfulness
Co-coordinador y Docente:
Máster en Mindfulness y Compasión aplicado a Psicoterapia y Salud mental
Universitat Ramon Llull FPCEE Blanquerna

 

Referencia: Burch, V. y Penman, D. (2016) Tú no eres tu dolor. Mindfulness para aliviar el dolor, reducir el estrés y recuperar el bienestar. Barcelona: Kairós.