“En mayo hace dos años recibí una gran noticia, mayo del 2015…mi mujer estaba embarazada. Todo era perfecto en mi vida, era feliz, mi sueño de ser padre se hacia realidad, tenia trabajo, tenia salud…por aquella época me salió una manchita roja en el glande a la que no di mas importancia, el urologo me recetó una pomada por posible eczema y ya se irá. Y fue desapareciendo pero de repente comenzó un dolor en la ingle, incontinencia urinaria, escozor y dolor en el pene al tener relaciones. El urologo de la mutua me pidió análisis de orina y semen y estaba todo perfecto, según él no tenia nada pero yo continuaba con esos dolores pero me dijo “cada uno aguanta mas o menos el dolor”, vamos como si me lo estuviera inventando. La doctora de familia de la Seguridad Social me derivó al urologo de la SS, este me realizó un tacto rectal que mas bien parecía un golpe rectal por la fuerza que lo hizo…su diagnostico, prostatitis, me dijo que tomara Ciprofloxacino (antibiótico) 3 semanas y tamsulosina 3 meses, y en 3 meses estaría curado…por entonces 3 meses me parecía un mundo. Y así continué el mes de junio del 2015, hasta que de repente, a finales de junio empecé a tener un dolor al sentarme justo en el periné. Cada día el dolor iba a más, hasta que un día en el trabajó no podía mas con ese dolor y me fuí de urgencias…diagnostico, prostatitis crónica. Otra tanda de un mes de antibióticos + tamsulosina + permixon … No me lo podía creer, en el momento mas feliz de mi vida y a punto de hacer un viaje soñado con mi mujer y yo con esos terribles dolores. El dolor paso de ser solo perineal a ser también en la zona glutea de los isquiones y a continuación mas hacia arriba, hasta zona piramidal. Estar sentado un suplicio, así que todo el día de pie. Yo no entendía nada, los médicos solo me decían que era prostatitis pero yo ya no tenia aquellos primeros síntomas era todo como muscular. A todo esto se sumó una talalgia bilateral (posible fascitis plantar) seguramente producida por el sobre esfuerzo de mis pies por evitar sentarme. Hasta que en marzo del 2016 el Dr. Eduard Vicente me comentó que tenia un DPC, miofascial de los músculos pelvicos…no tenia ni idea de lo que era, pero que fuera muscular lo relacionaba más con lo que sentía. He estado tomando relajantes musculares, cortisona, antidepresivos…muchos estiramientos, sesiones de fisioterapia, pero nada…ahí continua incesante, lo próximo que me han recomendado son infiltraciones, a ver…y también continua el dolor en talones, terrible. Este es el resumen de mis últimos 2 años, dolor y mas dolor, dolor al sentarme, dolor al estar de pie…Menos mal que el embarazo de mi mujer fue bien y ahora tengo una preciosa niña que me hace tirar hacia adelante y muchas esperanzas de que al final saldré de esta…Pero es muy muy duro y también se lleva mal la incomprensión de la gente, médicos, amigos, familiares…que os voy a contar… Muchos ánimos a tod@s!!
Jordi.